«

»

Cuestiones de peso…

Cuestiones de peso…

 

Dra. Elisa González

Todos los que llevemos unos años aficionados a la Lucha Canaria, sabemos que nuestros luchadores han ido cambiando físicamente a lo largo de la historia. En los años 50, los puntales lograban grandes hazañas con físicos atléticos y pesos muy moderados. A lo largo de tan solo medio siglo, el físico de los luchadores ha ido cambiando hasta tal punto que la imagen del luchador que percibe la sociedad hoy en día es la de una persona que obligatoriamente debe ser alta y de complexión obesa. Todo hemos oído alguna vez un “ese está bueno para luchar”, refiriéndose a un niño o adulto con cierto grado de obesidad. Los que vivimos de cerca el mundo luchístico sabemos que esto no tiene por qué ser así. Hay múltiples ejemplos de luchadores con alturas y pesos moderados e incluso delgados que nos ponen a todos en pie cuando salen al terrero a demostrar su valía.

Alfredo Martín «El Palmero»

Al no haber registros oficiales informatizados, se desconoce cuál es exactamente la situación de nuestros luchadores. A todos se les ha medido y pesado por norma, pero no tenemos forma objetiva actualmente de valorar si este es un problema serio generalizado o no. No obstante, es evidente que la preocupación por este tema ha sido creciente en los últimos años, impulsando la creación de medidas extraordinarias por parte de las autoridades para su control.

Francisco Marrero «Camurria»

Es necesario recuperar la imagen del luchador canario atlético, rebosante de fortaleza y agilidad por varios motivos. En primer lugar, y más importante, por la salud de nuestros luchadores. La obesidad conlleva un mayor riesgo de graves problemas como la diabetes, tensión alta, artrosis temprana y hernias discales, entre otros. Estos problemas no ocurren de hoy para mañana; en su juventud las personas obesas se sienten bien. Son problemas que se van gestando a lo largo de años de obesidad mantenida y aparecerán cuando nuestros luchadores ya no estén en la arena de los terreros. Pero es nuestro deber, y el mío en particular como médico, ayudarles a mantener la salud ahora y a lo largo de toda su vida. Además, de este modo daremos un buen ejemplo a los niños, facilitando que las generaciones venideras tengan un buen ejemplo a seguir, evitando que este problema se repita en el futuro. En segundo lugar, debemos trabajar para que la sociedad deje de tener el concepto de luchador que tiene actualmente y vuelva a ver al luchador como un deportista de cualidades admirables: fuerte y ágil, además de valiente y noble.

Manuel Suárez «Manolín»

El peso de una persona no es una medida absoluta. Nuestro cuerpo está compuesto, de forma simplificada, de agua, huesos, músculo y grasa. Esta composición se modifica en función del ejercicio que hagamos. Por ejemplo, una persona que pese 100 kg. y no hace deporte, probablemente su peso tenga un importante porcentaje de grasa. Sin embargo, una persona de 100 kg. que practica deporte intenso, probablemente tenga muy poca grasa y una gran cantidad de músculo. Estas dos personas, aunque pesen lo mismo, no tienen la misma composición corporal ni están igual de sanas. Considero que es muy importante tener este dato en cuenta.

Juan Barbuzano

En resumen, consideramos que a día de hoy es importante regular el estado físico de nuestros luchadores. Sin embargo, ninguna medida adoptada debería dificultar la incorporación de luchadores a los equipos; es necesario flexibilizar, negociar y establecer plazos de forma que consigamos alcanzar el objetivo sin que el número de luchadores o su salud se vea afectado. Para ello se podría estudiar la posibilidad de incluir otras medidas como la medición de la composición corporal y no solo el peso, más acorde a la realidad de un deportista, y que el proceso de pérdida de peso sea controlado por un profesional de la salud para evitar riesgos. Asimismo, es importante la creación de registros informatizados que nos ayuden a valorar el alcance del problema de la obesidad en la Lucha Canaria, y a analizar si las medidas que se tomen son efectivas o no. Además, los luchadores necesitan apoyo a través de material informativo accesible acerca de cómo alcanzar los objetivos: consejos dietéticos, información sobre suplementos alimenticios o deportivos, información acerca de sustancias dopantes…

 

Una buena promoción de la salud comienza, sin duda, por la educación

 

Artículo: Dra. Elisa González Rodríguez (Especialista en Endocrinología y Nutrición) – (Enero 2018)

 


Artículo difundido bajo la protección del Art. 19 de la Declaración de Derechos Humanos, que señala: «Toda persona tiene derecho a la libertad de opinión y expresión; este derecho incluye el de no ser molestada a causa de sus opiniones, el de investigar y recibir informaciones y opiniones, y el de difundirlas, sin limitación de fronteras, por cualquier medio de expresión». Asamblea General de la ONU del 10.12.1948.

Compartir

4 comentarios

Ir al formulario de comentarios

  1. Barranquera IV

    Buen artículo de Elisa González.

    Al respecto puedo añadir que en los circulos del mundo la lucha siempre se ha dicho que un luchador es bueno cuando más peso tenga.

    Recuerda cuando un luchador empieza a despuntar? se suele decir: «Si tal luchador lograra subir de peso 20 o 30 kilos más seria mejor luchador» te pongo algunos ejemplos: Carmelo Rodríguez del Toro , Loreto Cuarto etc etc. que hubieran sido ellos de haber optenido el prototipo de lo que hoy en día defienden algunos tertulianos cuando defienden permitir que la lucha no debe haber control del peso? hay lo dejo,
    Elisa en parte tiene mucha razón

    Saludos amigo

  2. Francisco Rivero Vega "Pollo de Rojas II"

    Buen razonamiento en este articulo de Elisa Gonzalez.
    En la actualidad tenemos un problema grave en nuestra Lucha Canaria con la norma del limite de peso,hay muchos luchadores que no se les permite Luchar y a otros que quieren iniciarse tampoco,la epoca actual de nuestra Lucha Canaria no es de las mejores y esta norma no la ayuda.

    Muchas gracias

  3. Damian

    Totalmente de acuerdo con las declaraciones de Elisa pero creo que con lo mal que está la lucha no podemos echar a nadie es una pena. Creo que hay que buscar una solución ya.

  4. José Roque Falcón Falcón

    Fantástica visión del problema y que comparto plenamente, así como sus soluciones. La norma tiene que estar, pero no hasta el punto que impida la práctica de un deporte a nadie que quiera bajar un peso que resulta perjudicial para su salud. Eso sí, como bien habla en el artículo con plazos y un seguimiento médico, etc, etc, y evidentemente solo por motivos de salud y no discrimininatorios que atenten contra el art. 15 de nuestra Constitución.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

This site is protected by wp-copyrightpro.com