Iniciación

UNIVERSIDAD DE LAS PALMAS DE GRAN CANARIA

DEPARTAMENTO DE EDUCACIÓN FÍSICA

 

PARA ENSEÑAR A LUCHAR A LOS NIÑOS

Las fases del proceso de iniciación

Autor: Hernández Moreno, José

 

.

.

.

Viril deporte
Cesarán tus días
Cuando ya no se cante la folia
Ni el Teide apunte al firmamento

(Verdugo)

 

 

 

 

Tanto el presente como el futuro de nuestra lucha están íntimamente relacionados con lo que hagamos por su enseñanza a los niños y niñas que viven en nuestra tierra para así trasmitirles el legado cultural y deportivo que nos han hecho nuestros antepasados.

Enseñar a luchar a nuestros niños y niñas es un compromiso que quienes  la amamos tenemos la obligación de cumplir, cada uno desde la posición en que se encuentre, como aficionado estimulando a sus hijos y allegados para que aprendan a luchar, como directivo facilitando los medios necesarios para ello, como  técnicos enseñando en los terreros cuanto hayan aprendido en su formación y con su experiencia como luchador, como enseñantes de otras disciplinas deportivas aportando sus conocimientos para ser aplicados a la lucha canaria. Y en fin desde cualquier instancia social en que nos encontremos y que nos lo permita colaborando de acuerdo con nuestras posibilidades de manera comprometida en la formación como luchadores de nuestros niños y niñas.

Por nuestra parte vamos a intentar hacer una aportación que pueda ayudar en el proceso de enseñanza de la lucha canaria a quienes se inician exponiendo cuales serían las fases para la iniciación a la lucha desde una perspectiva actual, haciendo incidencia en la secuencia a seguir partiendo de su estructura como un deporte de oposición o enfrentamiento cuerpo a cuerpo

LOS FACTORES QUE INTERVIENEN EN LA INICIACIÓN A LA LUCHA CANARIA

Entendiendo como iniciación deportiva el “proceso seguido por un individuo para la adquisición del conocimiento y capacidad de ejecución practica de un deporte(la lucha canaria en este caso) desde que toma contacto con el mismo hasta que es capaz de practicarlo con adecuación a sus reglas, técnicas y estrategias” podemos considerar que para un adecuado desarrollo de dicho proceso se debe tener en cuenta los siguientes aspectos, el niño que aprende, el contexto en que aprende, los métodos de enseñanza y las características de la lucha como deporte.

Dado el carácter divulgativo de nuestro trabajo en el mismo sólo trataremos el apartado referido a las características de la lucha como deporte, para partiendo de ello, exponer las fases que se deben seguir para su enseñanza, haciendo previamente un breve análisis de los rasgos caracterizadores de la misma.

LA LUCHA CANARIA COMO DEPORTE DE OPOSICIÓN O ENFRENTAMIENTO

LA LUCHA CANARIA es definida por el Reglamento Oficial como «un deporte vernáculo de las Islas Canarias, caracterizado por su habilidad y nobleza, teniendo como principio básico el desequilibrio del contrario hasta hacerle tocar el suelo con cualquier parte de su cuerpo que no sea la planta del pie, empleando para ello una serie de mañas o técnicas tanto de manos como de pies. No se permite la lucha en el suelo ni ninguna clase de llaves o estrangulaciones».

Es un deporte de lucha que se desarrolla, generalmente, con dos equipos de doce luchadores cada uno, que se enfrentan entre sí de acuerdo con el reglamento oficial que establece categorías de luchadores en la que no se tiene en cuenta el peso, pero sí la mayor o menor calidad luchistíca de estos. Existen además otros sistemas de competiciones por pesos y por categorías que se celebran solamente una vez al año.

 

BREVE SÍNTESIS HISTÓRICA

La Lucha Canaria es posiblemente uno de los legados de mayor identidad del pueblo guanche que ha llegado hasta nuestros días y que se manifiesta como un hecho cultural de primera magnitud, está presente en las manifestaciones etnográficas desde la época prehispánica, según las crónicas históricas que disponemos desde la conquista. Serra Rafols, -según J.J. Pérez, (1968)-, refiere como noticia más cercana de su origen, la de la Crónica de Alvar García de Santa María, quien hacia 1.420 escribía la crónica Real de D. Juan II de Castilla. Cuenta que el obispo de Rubicón, Fray Mendo, se encontraba con grandes dificultades por la inobediencia de los señores de Lanzarote herederos de Juan de Bethencourt. El obispo acude al Rey y para ello envía a la Corte a un hermano suyo llamado Diego Fernández. Para que la embajada fuese más notada y eficaz, acompañan a Don Diego dos canarios de la isla de Gran Canaria «que eran cristianos y el uno gran luchador; Maguer que era de cuarenta años y no había en la Corte quien luchase con él”.

LOS COMPONETES ESTRUCTURALES DE LA LUCHA

Para análisis a la lucha canaria como deporte debemos necesariamente considerar a los seis componentes o parámetros siguientes: el reglamento o reglas, la gestualidad o técnicas, el espacio de lucha y los materiales que se emplean, las condiciones temporales, la comunicación motriz o interacción entre los luchadores y la estrategia motriz.

LAS REGLAS/ EL REGLAMENTO          

El espacio o terrero de lucha, es una superficie plana de arena o tapiz circular, con todas sus medidas, señalizaciones y materiales claramente definidos y establecidos donde necesariamente debe tener lugar el desarrollo de la lucha.

El atuendo o ropa de brega, la vestimenta que deben usar los luchadores, esta constituido por un pantalón cuyas medidas le hacen que al ponérselo quede un poco por debajo de la rodilla que se arremanga hasta la parte superior del muslo, debajo del cual debe colocarse braguero y una camiseta de manga corta, ambos de lona resistente a la tracción.

Los enfrentamientos o agarradas entre luchadores, para tratar de derribar al adversario, tienen una duración límite de un minuto o y treinta segundos. Existen distintos sistemas de enfrentamiento de nominados: 1 Lucha corrida con un único enfrentamiento; 2.- tres por dos, se hacen un máximo de tres enfrentamientos y resulta ganador el luchador que logre vencer dos veces o alcance un mayor “score” al final de los tres enfrentamientos; 3.- tres por dos reducida, los luchadores haces dos enfrentamientos y si al final de estos hay empate a una se hace una tercera agarrada; 4.- Todos contra todos, cada luchador debe enfrentarse con todos y cada uno de los luchadores del otro equipo

Los equipos de lucha canaria en competiciones oficiales están compuestos por un total de doce (12) luchadores cada uno en el sistema de tres por dos y tres por dos reducido; de dieciocho (18) en el sistema de lucha corrida; y de 6 u 8 en el sistema de “todos contras todos”

LA GESTUALIDAD O TECNICA

Se entiende por técnica o «mañas”, los distintos movimientos o combinaciones de estos realizados por los luchadores con la finalidad de tirar al adversario o evitar ser tirado.

La clasificación y denominación de las diferentes técnicas de la lucha canaria suele hacerse de manera diversa entre las islas en muchos casos. De una manera genérica y limitada, las técnicas más comunes podrían ser entre otras las siguientes: Cogida de Muslo, Toque por dentro, Toque para atrás, Cadera, Garabato o Burra, Cangos, Pardelera, La Dobladilla o Viradilla, El traspié, Vacío, la Levantada, la Revoleada, Cogida de Tobillo, Cogida de Corva, la Chascona, el «Volquete».

EL ESPACIO Y LOS MATERIALES

El terrero de lucha canaria posee dos peculiaridades que le dan singularidad, que son su forma circular y el ser de arena, aunque también se lucha en tapiz o lona. Está delimitado por dos círculos concéntricos cuyas dimensiones mínimas han de ser quince (15) y diecisiete (17) metros de diámetro respectivamente.

El círculo exterior ha de estar como mínimo dos (2) metros separados del público. También esta señalado el centro del terrero que es el lugar donde se inician las agarradas.

La vestimenta o ropa de brega que deben usar los luchadores esta compuesta por un pantalón y una camisita ambos de lona dura.

Con relación al espacio de interacción o enfrentamiento, la lucha canaria es un deporte de los denominados de duelos individuales, en los que dicha distancia es nula, dado que ambos luchadores están en contacto directo y se produce un «cuerpo a cuerpo».

EL TIEMPO

La lucha se desarrolla siempre de acuerdo con unas condiciones temporales, duración de cada agarrada y enfrentamiento entre luchadores, los períodos de pausa entre agarradas y la denominada pasividad entre otras; y por otra parte los luchadores de acuerdo con sus planteamientos estratégicos y de las condiciones reglamentarias de la «pasividad» establecen un ritmo de desarrollo de cada enfrentamiento o agarrada. Teniéndose en cuanta que el limite temporal de cada agarrada es de un minuto treinta segundo.

LA COMUNICACION MOTRIZ

El tipo de comunicación motriz que se da en la lucha canaria es la denominada, práxica esencial y directa de oposición o contracomunicación, si bien también puede existir la indirecta o gestémica y praxémica, es decir, que todas las acciones que hace un luchador van dirigidas contra su adversario, en forma de amagos, acciones técnicas, bien para atacar o para defenderse.

La red de comunicación existente es la siguiente:

——————
A                   B
——————

Ambos luchadores (A y B) se oponen el uno al otro por lo que sus interacciones siempre son negativas.

LA ESTRATEGIA MOTRIZ: Roles y subroles

El comportamiento estratégico motor de los luchadores está determinado por los roles (papeles o funciones) que pueden asumir durante el desarrollo de la brega que son los de Atacante y Defensor, y como consecuencia de ello de los subroles estratégicos motores (funciones o acciones) que puede realizar en cada uno de dichos roles, tales como:

Derribar, Desplazarse, Levantar, Empujar, Girar, Desequilibrar, Trabar, Alejar al adversario, Acercar al adversario…

Para desarrollar los enfrentamientos o agarradas entre los luchadores estos deben tratar de alcanzar el objetivo motor de la misma que consiste en derribar al adversario haciéndole caer al suelo de manera que lo toque con cualquier parte de su cuerpo distinta de los píes. Para ello la brega se inicia desde una posición de agarrados por el pantalón en la parte delantera de la boca pierna derecha con la mano izquierda y con la mano derecha en la espalda del adversario y con los hombros derechos de los luchadores en contacto uno con el otro, inclinados hacia delante y a la misma altura.

LAS FASES DE LA INICIACIÓN PARA LA ENSEÑANZA DE LA LUCHA CANARIA

Uno de los aspectos que más preocupa a quienes se dedican a la enseñanza de los deportes en general y de la lucha canaria en particular, es el relacionado con las fases o etapas que debemos seguir en la enseñanza de la iniciación del mismo. De una manera muy mayoritaria los distintos autores han expuestos cuales deben ser dichas fases tomando como punto de partida la edad o etapas evolutivas de los niños y niñas que se inician, pero, aunque ese sea un hecho que debe ser tenido en cuanta, es del todo necesaria que también se tenga en cuenta y de una manera muy prioritaria, cuales deben ser las etapas de la iniciación partiendo de los componentes estructurales de la lucha y la relación que existe entre ellos.

Así con una primera aproximación, tras el análisis de las características de la lucha canaria como deportes llegamos a considerar como fases para la iniciación a la misma las siguientes:

1.- Presentación global de la lucha canaria como tal deporte desde una perspectiva teórica básica (qué es la lucha y en qué consiste). Lo primera que debemos enseñar a quien se inicia en la lucha canaria son las reglas fundamentales de la misma y en que consiste el objetivo motor, es decir, explicar que lo que hay que hacer es derribar al adversario y tratar de no ser derribado.

2.- Familiarización perceptiva (luchar de la forma más elemental posible). Esta fase consiste en hacer que los niños luchen entre sí respetando las reglas más básicas y elementales de la lucha para que empiecen a entender lo que es la oposición del adversario y vivencien el equilibrio, desequilibrio y reequilibrio que tiene lugar mientras se lucha: Esto debe hacerse de una manera elemental y sin ningún tipo de exigencias técnicas. La finalidad es que el niño empiece a entender lo fundamental de la lucha.

3.- Practicar situaciones básicas simplificadas de los elementos fundamentales y esenciales de tipo individual Durante esta fase se enseñan y practican, a los que se inician, las técnicas básicas y más elementales de la lucha canaria. Aquellas que no son ni complejas ni difíciles de ejecutar y que necesariamente deben ser aprendidas y que son técnicas de ataque, así como los comportamientos estratégicos de ataque más elementales.

4.- Practicar situaciones básicas simplificadas de los elementos fundamentales y esenciales de oposición. En esta fase se enseñan y practican las principales técnicas defensivas o contras, es decir, aquellas técnicas que se hacen para defenderse de una técnica del adversario aprovechando su acción de ataque en nuestro favor, así como los comportamientos estratégicos elementales de defensa.

5.- Practicar situaciones combinadas de complejidad creciente de oposición. En esta fase se enseñan y practican combinaciones de técnicas de ataque y defensa y comportamientos estratégicos tanto para atacar como para defenderse

6.- Práctica de la lucha con todas sus condiciones. En esta fase se hacen prácticas de lucha con todas las reglas y comportamientos exigidos al luchador durante los enfrentamientos con el adversario de manera tal como se da en la competición real.

Aunque las etapas que hemos expuesto  tienen una secuencia de complejidad creciente, es decir, que cada fase siguiente es más compleja que la anterior, y que de acuerdo con ello deben hacerse de manera sucesiva, esto no quiere decir que a lo largo de todo el proceso de iniciación a la lucha  no sea posible, e incluso conveniente, que se hagan combinaciones diversas de dichas fases ni que no debamos trabajar con la fase siguiente sin que se domine totalmente la anterior; si no que es conveniente que  se haga. Dichas combinaciones y avances de etapas para posteriormente volver a ellas si fuese necesario.

=========================

BIBLIOGRAFÍA

 

BAYER, C. (1986) La enseñanza de los juegos deportivos colectivos. Hispano Europea. Barcelona.

GUERRA BRITO, G. (2002) Análisis comparativo de dos métodos de enseñanza en lucha canaria Departamento de Educación Física. Universidad de Las Palmas de Gran Canaria (Tesis doctoral)

HERNÁNDEZ MORENO, J; MATEOS SANTANA, A. Y MARTIN GONZÁLEZ, JM (2000) LUCHA CANARIA: Historia, Estructura y Técnica. Gobierno de Canarias. Santa Cruz de Tenerife.

HERNANDEZ MORENO, J. (1993) FUNDAMENTOS DEL DEPORTE: Análisis de la estructura del juego deportivo. INDE. Barcelona.

HERNÁNDEZ MORENO, J y OTROS (2000) La iniciación a los deportes desde su estructura y dinámica. INDE. Barcelona.

HUIZINGA, J. (1972) Homo Ludens. Alianza EMECE. Madrid.

PARLEBAS, P. (2001) Juego deporte y sociedad. Léxico de Praxiología motriz. Paidotribo. Barcelona.

 

 


Artículo difundido bajo la protección del Art. 19 de la Declaración de Derechos Humanos, que señala: «Toda persona tiene derecho a la libertad de opinión y expresión; este derecho incluye el de no ser molestada a causa de sus opiniones, el de investigar y recibir informaciones y opiniones, y el de difundirlas, sin limitación de fronteras, por cualquier medio de expresión». Asamblea General de la ONU del 10.12.1948.

Compartir

This site is protected by wp-copyrightpro.com