«

»

Personas con movilidad reducida (PMR)

Personas con movilidad reducida
«no te pongas en su lugar»

 

Un lema contundente con el que la Policía Local de la capital
grancanaria lucha contra el fraude y ocupación de las PMR

 

Las plazas para personas con movilidad reducida (PMR) se encuentran señaladas por toda la capital grancanaria para el uso exclusivo de los usuarios que se encuentren identificados oficialmente por el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria. El problema es que parte de la ciudadanía no respeta que estas zonas de aparcamiento estén reservadas para personas con dificultades para poder desplazarse o con disminución visual. Por ello desde el cuerpo de Policía Local recuerdan constantemente «ponte en su lugar».

Tarjeta PMR – (Personas con movilidad reducida)

El perfil de las redes sociales de los agentes suele recordar frecuentemente que se respete este espacio, pero aseguran que diariamente registran malos usos de las PMR y fraudes con las tarjetas que certifican la necesidad de estacionamientos reservados.

Muchas de las infracciones con las que se encuentran los agentes cuando patrullan son aparcamientos ilegales en estas plazas, que impiden que un usuario que realmente lo necesite pueda hacer uso de ellas. El certificado permite, además, que se pueda estacionar en zonas azul y verde de manera ilimitada, así como en las de carga y descarga.

Para poder optar a estas tarjetas el Consistorio informa de que es necesario presentar el certificado Médico Oficial o Calificación de Minusvalía (Dictamen del Centro Base), además de una fotografía tamaño carnet y la documentación acreditativa del interesado. A pesar de ello, los casos de falsificación siguen aumentando. Casi 400 personas fueron sancionadas hace cuatro años por los agentes tras identificar que las autorizaciones no pertenecían al usuario o no estaban verificadas.

Escudo en carretera o disco PMR – (Personas con movilidad reducida)

Esto hace que desde las redes sociales inviten a concienciarse de no ocupar «su lugar», aunque sea por un tiempo breve o para una carga y descarga de menos de diez minutos. Insisten en que «no hay excusa» en dificultar a quienes lo necesitan y señalan que no resulta «ningún privilegio».

El cuerpo advierte de que han registrado un aumento en las fotocopias de tarjetas originales de PMR, lo que supone una multa de 200 euros e incluso el traslado del vehículo al depósito si no se encuentra al conductor. Las multas pueden llegar a superar los 500 euros, como en el caso de una mujer que utilizaba frecuentemente una tarjeta falsificada en un aparcamiento de Guanarteme.

En 2015 el Ayuntamiento registró un aumento de solicitudes de PMR, siendo reconocidas por el Servicio de Tráfico casi 300 plazas en toda la ciudad.

 

Artículo: Carmelo Ramírez Pérez – (Agosto – 2018)

Fuente: Sabina Ortega – (Agosto – 2018)

 


Artículo difundido bajo la protección del Art. 19 de la Declaración de Derechos Humanos, que señala: «Toda persona tiene derecho a la libertad de opinión y expresión; este derecho incluye el de no ser molestada a causa de sus opiniones, el de investigar y recibir informaciones y opiniones, y el de difundirlas, sin limitación de fronteras, por cualquier medio de expresión». Asamblea General de la ONU del 10.12.1948.

 

Compartir

1 comentario

  1. Cris

    Gracias por esta información para las personas con movilidad reducida, muy útil!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

This site is protected by wp-copyrightpro.com